• Ubicación: 24,388023°S; 68,232459°W
  • Tipo: Estratovolcán compuesto
  • Elevación: 6.023 m s.n.m.
  • Altura edificio volcánico: 3.011 m
  • Poblados y/o asentamientos cercanos: Campamento Socompa, paso internacional Socompa.
  • Estado: Potencialmente activo, fumarólico (¿?)

Características generales

Socompa es un estratovolcán compuesto formado por diversos flujos de lava, domos, depósitos piroclásticos y de avalancha, con algunos conos parásitos de ceniza dispersos (Halloy, 1991), con un volumen mínimo de 179 km3 (Aravena et al. 2015). Este volcán se caracteriza por la presencia de un depósito de avalancha gigante, probablemente uno de los más grandes registrados en el mundo.

Socompa ha evolucionado en dos etapas principales, donde la primera etapa se caracterizó por la emisión de flujos de lava andesítica a dacítica, domos y flujos piroclásticos subordinados y depósitos de caída de tefra, que formaron el estratocono inicial (Deruelle 1978; Wadge et al 1995). Hace 7.200 años (Wadge et al 1995) ocurrió el colapso del flanco occidental del volcán Socompa, generando un importante depósito de avalancha de detritos (Bon et al 2006; Kelfoun y Druitt 2005). Francis et al. (1985) reconocieron que el 70% del edificio original se derrumbó hacia el noroeste. El depósito de avalancha cubre la Cuenca de Monturaqui (Wadge et al 1995; Kelfoun 2008; Kelfoun et al 2008) y presenta una trayectoria curva. El depósito de avalancha es una mezcla de lavas brechizadas y depósitos volcanoclásticos del volcán Socompa, ignimbritas, gravas, areniscas y pequeñas evaporitas lacustres de la Formación Salin que forman parte del basamento del volcán (van Wyk de Vries et al 2001). Una vez que el depósito de avalancha alcanzó el extremo norte de la cuenca, la parte frontal del depósito se detuvo, formando un dique marginal. Durante la segunda etapa de construcción del volcán Socompa, se generaron varios domos y flujos de lava, que llenaron el anfiteatro dejado por el colapso (Wadge et al 1995).

Actividad histórica

No se ha registrado ninguna actividad eruptiva histórica.

Actividad actual

Se han reportado fumarolas esporádicas y escasamente ricas en azufre cerca de la cumbre (Beorchia 1975; de Silva y Francis 1991; Halloy 1991; Costello et al 2009; Amigo et al 2012).