• Ubicación: 22,557126°S; 67,854176°W
  • Tipo: Estratovolcán  compuesto
  • Elevación: 5.890 m s.n.m.
  • Altura edificio volcánico: 1.300 m
  • Poblados y/o asentamientos cercanos: Machuca
  • Estado: Fumarólico

Características generales

Putana es un sistema volcánico constituido por un estratovolcán compuesto (Putana), complejos de flujos y lava domos, y más de 20 cráteres, donde los depósitos tienen una extensión de 600 km2 (Gonzalez-Ferrán, 1995; Aguilera, 2008). El volcán Putana está formado por múltiples secuencias de flujos de lava y depósitos piroclásticos andesítico-basáltico, andesítico y dacítico (Marinovic y Lahsen 1984; de Silva y Francis 1991; González-Ferrán 1995), tiene un cráter principal de 500 m de diámetro, que alberga dos cráteres anidados, uno ubicado en la parte central (130 m de diámetro) y el otro en el flanco noreste (300 m de diámetro). Además posee cuatro campos fumarólicos, que se encuentran en el cráter de la cumbre (Aguilera 2008; Tassi et al 2010), donde hay varios depósitos de azufre (Aguilera, 2008). Las emisiones fumarólicas varían desde fracturas de 5 cm hasta cráteres de hasta 10 m de diámetro, con temperaturas de emisión de 82-88 °C.

El volcán Putana está formado por la acumulación de varios flujos de lava post-glacial que cubren un antiguo edificio pre-Holoceno (de Silva y Francis 1991). El edificio principal se construyó sobre tres conos andesitcos más antiguos, ubicados en el NE y SE del edificio principal (Lahsen y Munizaga 1983). Las lavas más antiguas son relativamente grandes, mientras que las lavas más jóvenes son cortas y gruesas, alcanzando hasta 3 km de longitud (de Silva y Francis 1991). El edificio principal está constituido por flujos de lava andesítica piroxénica intercalados con depósitos de escoria delgados de color gris oscuro a rojizo (Lahsen y Munizaga 1983).

Actividad histórica

Se ha observado una actividad fumarólica persistente desde principios del siglo XIX (Riso Patrón, 1924; Brüggen, 1959; Casertano, 1963; Dèruelle, 1979; González-Ferrán, 1995). A pesar de que Rudolph (1955) informó sobre una erupción importante a principios del siglo XIX, se desconoce el tipo y la magnitud, por lo que no se puede confirmar dicha erupción.

Actividad actual

Se ha informado una desgasificación activa persistente en la cumbre de Putana desde principios del siglo XIX, que ha producido una pluma de gas de 100 a 500 m de altura (Riso Patrón, 1924; Brüggen, 1959; Casertano, 1963; Dèruelle, 1979; González-Ferrán, 1995).