Comunidades Altiplánicas

Los comunidades del altiplano corresponden a los principales beneficiarios de este proyecto. La población completa incluye tanto hombres como mujeres, de todas las edades. En muchas comunidades se realizarán trabajos conjuntos, lo cual depende directamente de la voluntad de cada una de las personas en participar en el proyecto. Esto se realizará en dos niveles, uno a nivel escolar, para realizar las actividades con niños, mientras que el segundo nivel corresponde al trabajo a realizar con el resto de la población, en base a su organización local, tal como junta de vecinos, comunidades o familias. Lo anterior implica que los beneficiarios declarados serán partícipe tanto de la ejecución como del resultados, debido a que para los planes relacionados a la resiliencia, comunicación, planes de mitigación del riesgo y otros tipos de planes (e.g. tales como los planes de evacuación), serán trabajados en conjunto con la comunidad, basado en el respeto de sus opiniones, tradiciones y cultura, es decir, construcción en conjunto de cada unas de las iniciativas planteadas en este proyecto. En consecuencia, los beneficiarios pueden ser considerados directamente como socios del mismo. El impacto de los resultados en este grupo de beneficiarios será contar con mapas, planes de educación y mitigación en lenguajes adecuados y de fácil acceso, donde al ser ellos partícipes en la construcción de los mismos, podrán ser de fácil comprensión y aplicación. Esto último es de alta importancia debido a que en caso de erupción, las mismos habitantes de dichos poblados conocerán de forma anticipada cuales son las acciones a tomar, lo que facilitará la labor de las autoridades.